+34 91 758 76 76 | info@fundacionanadepaz.org

Campaña : Terminar con la ablación de Niñas en Kenia

Hemos leído con preocupación y espanto esta noticia publicada el 2 de diciembre de 2016 en relación con la ablación de niñas en Kenia que reproducimos íntegramente al final.

La Fundación Ana de Paz trabaja en Kenia financiando la escuela y centro de renutrición Santa Ana, situada en Karebur, junto al Lago Turkana. La financiación incluye el pago de profesores y gastos escolares; dos comidas al día de lunes a sábado de 150 niños; atención especial a los desnutridos, y controles periódicos.

La mutilación genital femenina es una costumbre que se ejecuta actualmente en muchos países de África y Asia. Con esta práctica brutal se pretende controlar al deseo sexual femenino y lo que es más, conseguir la total sumisión de la mujer a la familia y al esposo. Esta aberrante costumbre es requisito esencial en muchas tribus para que las mujeres encuentren esposo y como entrada de pleno derecho en la vida de los adultos y en la comunidad. Si no aceptan ser mutiladas, son rechazadas y tratadas como indeseables, en la mayoría de los casos son expulsadas de su hogar paterno y abandonadas. Esta práctica, se realiza por causa religiosas, de tradición o simplemente por estética y afecta a mujeres de todas las edades.

Se estima que cada año alrededor de 2.000.000 de niñas en el mundo son víctimas de esta brutal práctica. La mutilación genital femenina tiene consecuencias para la salud, incluyendo complicaciones a corto y largo plazo, tanto físicas como psicológicas.

Para luchar contra la mutilación genital femenina, o ablación, la Fundación Ana de Paz quiere iniciar una campaña de recogida de firmas para que se termine la ablación de niñas. Todas las firmas recogidas serán entregadas en la Embajada de Kenia en España para que la petición sea trasladada desde allí al gobierno de Kenia.

Si quieres adherirte a esta campaña,  TERMINAR CON LA ABLACIÓN DE NIÑAS EN KENIA, puedes hacerlo:

1. Enviando un correo a info@fundacionanadepaz.org, dando tu nombre y dos apellidos, y añadiendo el texto: He firmado la petición de la Fundación Ana de Paz al gobierno de Kenia para que termine con la ablación de niñas y mujeres o

2. A través del  formulario que aparece a continuación, donde deberás introducir tu nombre, apellidos y tu correo electrónico (campos obligatorios marcados con *). Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Ayúdanos también a divulgar esta campaña, distribuyendo esta información por redes sociales o tus contactos, es importante llegar lo más lejos posible y conseguir el número mayor de firmas para asegurar que los derechos de las mujeres y las niñas son respetados en la comunidad.

 

Terminar con la mutilación genital femenina o ablación en niñas de Kenia

He firmado la petición de la Fundación Ana de Paz al gobierno de Kenia para que termine con la mutilación genital femenina o ablación de niñas

[signature]

Firmar
20 signatures

Comparte esto con tus amigos:

   

 

 

Internacional / El drama de la ablación

Decenas de niñas se refugian en 2 colegios de Kenia para evitar la ablación

  • Miles de niñas kenianas regresan en los meses de agosto y diciembre al pueblo de sus familias para pasar las vacaciones y entonces son mutiladas en rituales de iniciación a la edad adulta
  • 2 de diciembre de 2016. 21:27h S.I. 
Escuela de Nairobi

Escuela de Nairobi

Al menos 79 niñas se han refugiado en dos colegios de Kenia para evitar regresar a casa en sus recién iniciadas vacaciones por temor a sufrir la ablación, decisión que ha sido respaldada por los directores de los centros, informaron hoy medios kenianos.

Treinta y siete menores se han quedado en una escuela de primaria de Nakwijit y otras 42 están en la de Kapkata, poblaciones situadas en el oeste del país en las que se sigue practicando la mutilación genital femenina, a pesar de ser una práctica prohibida por la legislación del país.

Las niñas cuentan con el respaldo de las autoridades locales y de los directores de ambos centros que, pese a estar en plenas vacaciones de verano, han prometido protegerlas.

A pesar de los esfuerzos del Comité Antimutilación y otras organizaciones, los casos de niñas obligadas a someterse a esta mutilación persisten, en muchos casos con resultado de muerte por hemorragia.

“Dicen que van a celebrar reuniones de oración y, sin embargo, están circuncidando a las niñas”, explicó el alcalde de Ptoyo, Samuel Chemonorey, en declaraciones al periódico “The Standard”.

Miles de niñas kenianas regresan en los meses de agosto y diciembre al pueblo de sus familias para pasar las vacaciones y entonces son mutiladas en rituales de iniciación a la edad adulta que en muchos casos ponen fin también a su educación, ya que la mayoría de ellas son obligadas a trabajar o a casarse.

Esta no es la primera vez que menores kenianas se esconden en centros escolares por miedo, ya que el pasado año al menos otras 50 niñas lo hicieron en Nginyang, también en el oeste del país.

En Kenia, 37 de los 42 grupos étnicos que conviven extirpan el clítoris a sus adolescentes tras la llegada de la menstruación, aunque a veces, dado que las niñas están cada vez más informadas, la ablación se adelanta a edades tan tempranas como los 5 años.

El país aprobó en 2011 una ley que penaliza la ablación y creó el Comité Antimutilación Genital Femenina, dotado de una unidad judicial para castigar estas prácticas que comenzó a trabajar en 2015.

Kenia logró reducir a un 11 % el número de adolescentes sometidas a la ablación, lo que la convierte en uno de los países donde más se está abandonando esta práctica que sufren 140 millones de mujeres en 29 países del mundo.

Efe

Copyright © 2017 Fundación Ana de Paz